QUIENES SOMOS

Somos una Iglesia bajo la autoridad de Jesucristo, Hijo de Dios Padre y del Espíritu Santo. Nos rige la revelación dada por Dios en Cristo, contenida en la Biblia, nuestra fuente de fe y doctrina. Donde la Biblia habla, hablamos nosotros, donde la Biblia calla, callamos nosotros.
 

¿QUE CREEMOS LOS DISCIPULOS DE CRISTO?

Somos una lglesia que cree y confiesa a Dios el Padre, como creador y sostenedor de este Universo, a Jesucristo el Hijo, como Redentor y Salvador del género humano, y el Espíritu Santo, como Consolador y Santificador de los creyentes. Creemos en la salvación por gracia y la nueva vida en Cristo.

Bautizamos por inmersión en aguas a creyentes mayores de 12 años, que hayan confesado públicamente a Cristo, como su Señor y Salvador personal.

Celebramos la Cena del Señor semanalmente celebrando el acto redentor de Dios en la persona de Cristo, mediante su cruz y la resurrección, afirmando nuestra unidad en Cristo y nuestro compromiso de llevar el Evangelio a toda criatura.


¿QUE SOBRE NUESTRA ADORACION?

 Nuestra adoración se ciñe a Ia Palabra de Dios, y en Ia libertad que el Espíritu nos brinda para alabar a Dios. Seguimos el criterio: Hágase todo para edificación de Ia lglesia”, y “hágase todo decentemente y con orden”. (1 Corintios 14:26-40)


¿QUE SOBRE LOS DONES DEL ESPIRITU SANTO?

Reconocemos los dones espirituales. Seguimos el consejo paulino: “Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis. Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres sino a Dios; pues nadie las entiende aunque por el Espíritu hable misterios. Pero al que profetiza (predica) habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación”. (1 Corintios 14:1-3)
 

 ¿QUE SOBRE LOS FRUTOS DEL ESPIRITU?

Enfatizamos la importancia fundamental de los frutos del Espíritu: “amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza” (Gálatas 5:22-23). Para nosotros esta es evidencia incuestionable y necesaria de la presencia del Espíritu en el creyente.
 

LA NUEVA VIDA EN CRISTO

Creemos que en Cristo Jesús hay perdón, gracia y vida nueva. “De modo que si alguno está en Cristo nueva criatura es; las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas”. (2 Corintios 5:17)

Esa nueva criatura se manifiesta en una vida de hogar saludable, pacífica, en el cumplimiento fiel de los deberes ciudadanos, en una piedad personal de oración y estudio de la Biblia constante y en una participación activa en la vida de Ia lglesia y en servicio a la comunidad.
 

¿QUE ES LA IGLESIA?

La Iglesia es el Cuerpo de Cristo; de ella somos miembros. Cristo es Señor y Cabeza de la lglesia. Cada miembro, según el don que Dios le ha dado, realiza su función para crecimiento del cuerpo. Respaldamos y sostenemos la Iglesia con nuestros dones y con nuestros recursos económicos, mediante los diezmos y las ofrendas.


¿CUAL ES NUESTRA MISION COMO IGLESIA?

Nuestra misión es predicar el Evangelio a toda criatura, alcanzar personas para Cristo, proclamar el Reino de Dios como esperanza para este mundo; servir a los seres humanos en sus necesidades; promover el bienestar de la familia y la comunidad; en fin, atraer a todos a Cristo para que el mundo sea salvo por medio de Él.